Patricia Aguilar, la joven de 19 años de España buscada por más de un año por sus padres, fue finalmente encontrada en la selva peruana formando parte de una secta apocalíptica liderada por Felix Steven Manrique, quien fue detenido por las autoridades.

La joven, originaria de Alicante, Valencia, viajó a Perú el 7 de enero de 2017 tras ser contactada a través de internet por el líder del grupo gnóstico, según indicó el medio español El País. La familia de la joven afirmó que Patricia Aguilar se encontraba en una situación de vulnerabilidad tras la muerte de un tío cuando fue contactada por Manrique, quien la habría manipulado y convencido de viajar a Perú para reunirse con él semanas después de cumplir la mayoría de edad.

Por su parte, El Mundo señala que se sospecha que Patricia Aguilar habría sido captada cuando todavía era una menor de edad, a los 16 años, pero que habría esperado “a cumplir 18 años para huir de casa”. Según los padres de la joven, el líder de la secta la animó prometiéndole que “se salvaría de la llegada del fin del mundo” y la habría convertido en su esclava sexual. “Hemos llegado a acceder a correos electrónicos donde les dice incluso cómo deben depilarse sus zonas íntimas”, explicó Maite Rojas, abogada de SOS Desaparecidos, ONG que apoyó a los padres con la búsqueda.

“Hemos aportado mucha dcumentación, como correos electrónicos, pero estamos a la espera del informe de la Interpol”, asegura la letrada. Patricia Aguilar se encuentra residiendo de forma ilegal en Perú y no había respondido a los requerimientos de la Embajada de España para regularizar su situación. Los padres de la joven vivieron una pesadilla tras las preocupantes noticias que recibían desde Perú. Según informa el medio español El Periódico, “la tripulación de un vuelo que hacía la ruta entre Lima y Santiago de Chile (…) avisó a Interpol de que Patricia Aguilar iba a bordo con el líder de la secta y parecía estar dopada y en mal estado”.

Tras ser localizada en nuestro país, ella misma difundió varios vídeos donde precisaba que no estaba siendo coaccionada ni pertenecía a ninguna secta, aunque su familia no detuvo la búsqueda, ya que no creían que se encontrara en el grupo liderado por Manrique de manera voluntaria ni que contara con todas sus facultades.

El medio también afirma que las investigaciones preliminares señalan que la joven era “obligada a tomar ayahuasca” y que “quería convertirse en otra de las esposas de Manrique” para “repoblar el mundo con él tras el apocalipsis”. Patricia Aguilar fue localizada después de la detención del líder de la secta satánica, junto a cuatro menores y de su propio bebé, una niña a la que habría dado a luz el pasado mes de mayo. Los padres de Patricia Aguilar esperan volver con la joven a España “aunque no quiera tener relación” con ellos, pues existe la posibilidad que, como víctimas de una secta, defiendan al líder y justifiquen sus actos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí