El Programa Nacional de Alimentación Escolar Qali Warma, establecerá un periodo de control de 40 días, posterior a la fecha de producción, para el inicio de la liberación (distribución) de productos que se utilizan para la preparación de los alimentos, asegurando así la calidad e inocuidad de los mismos que serán entregados en el periodo de atención 2019.

Así lo anunció la Directora Ejecutiva del Programa, Sandra Cárdenas quien resaltó que como una medida de prevención a los usuarios y usuarias de las instituciones educativas, todo producto nuevo que sea importado, tendrá que pasar por un periodo de observación. Luego de ello, será analizado a nivel microbiológico y de composición, precisó.

La funcionaria refirió que estas evaluaciones determinarán si el producto es apto para el consumo humano y verificar si la información consignada en la etiqueta es realmente coincidente con lo que arrojan las pruebas de laboratorio.

“Adicionalmente, se están reforzando todos los protocolos de vigilancia permanente. Son mejoras que se van a ir implementando de manera progresiva y sustancial a nivel nacional”, destacó la funcionaria.

Asimismo, informó que, con el afán de mejorar los mecanismos de control a los establecimientos de los proveedores, se programarán visitas inopinadas adicionales a las dispuestas para el proceso de liberación, permitiendo el control exhaustivo de las condiciones higiénico sanitarias y calidad de alimentos.