Como parte de la celebración por Semana Santa, ayer se realizó la bendición de palmas conocida como Domingo de Ramos, que recuerda el ingreso de Jesús a Jerusalén. Según la tradición católica y cristiana, el Hijo de Dios fue recibido por una multitud en este lugar y se encontraba montando un burro. Este hecho es representado en la actualidad en una serie de procesiones a las que asiste gran cantidad de personas.

Es así que los pucallpinos acudieron a las iglesias más cercanas. Fue la Iglesia Catedral de Pucallpa ubicada frente a la plaza de armas uno de los lugares más concurridos por los fieles. Este es uno de los ritos que inician la celebración de la Semana Santa. En esta fecha los cristianos y católicos reviven su fe con el recuerdo de la muerte y resurrección de Jesús.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *