Con la finalidad de promover acciones amigables con el medio ambiente, aprovechando las excretas de los ganados vacunos y porcinos o basura orgánica para la transformación al gas metano y su uso en las cocinas rurales y campestres, el Gobierno Regional de San Martín- Goresam, a través de la Dirección Regional de Agricultura; promovió e incentivó un sistema natural y ecológico que aprovecha la digestión anaeróbica o ausencia de oxígeno de las bacterias para convertir cualquier residuo orgánico en gas y fertilizante, denominado biodigestor.

La promoción se llevó a cabo en la Feria Agropecuaria, Artesanal, Agroindustrial y Turística que se desarrolló en la ciudad de Moyobamba, a través del Gestor de Ganado Vacuno y Porcino en el Alto Mayo de la Dirección Regional de Agricultura, Carlos Su Castro, quien indicó que el objetivo del sistema natural es transformar residuos orgánicos en gases y, a la vez; reducir las emisiones a la atmósfera con el propósito de la obtención de energía, permitiendo bienestar económico, desarrollo social y cultura ambiental.

“El biodigestor, produce energía barata y como no decirlo gratis, en un proceso de fermentación anaeróbica de las excretas del ganado vacuno más agua, el cual produce el gas metano, que a través de válvulas se traslada a una cocina artesanal, evitando que el poblador rural realice presión a la naturaleza al obtener leña o la compra de un gas comercial”dijo Su Castro.

Recalcó que la ventaja de este sistema no solo es obtener el metano como energía sino que obtenemos un abono que lo podemos utilizar en los diferentes cultivos. Como es conocido en los últimos años, las fuentes alternativas de energía han ido adquiriendo una importancia cada vez mayor, lo cual, básicamente por razones energéticas y ambientales, también es una tendencia mundial.

El déficit de energía que sufre el mundo actual tiene una situación cada vez menos favorable. Las fuentes tradicionales de energía (combustibles fósiles,electricidad,etc.) no parecen ser solución sino a muy largo plazo. Si trasladamos este déficit a las zonas rurales, el problema se agrava aún más,ya que la carencia de la energía obligará a los campesinos a satisfacer esta necesidad, utilizando a gran escala la leña y desperdicios agrícolas (estiércol y residuos de cosecha).

Este problema plantea la necesidad de encontrar una tecnología apropiada, utilizando recursos locales disponibles como son los residuos orgánicos los cuales pueden ser usados como simple medio para producir energía y biofertilizantes por medio de plantas de biogás.De esta manera se mejorará la vida de los campesinos, se incrementará la producción agrícola y se preservará el medio ambiente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí