Todos le ganarían a Keiko Fujimori en segunda vuelta

Compartir

Entre los candidatos presidenciales mejor posicionados, cualquiera que pase a segunda vuelta con Keiko Fujimori ganaría la elección, según advirtió la última encuesta nacional de Ipsos.

Este estudio, por sus márgenes de error de 2,8 puntos (encima y debajo de cada resultado), muestra hasta cinco posibilidades para el primer lugar de las preferencias electorales: George Forsyth (con 11% en la encuesta), Yonhy Lescano (con 10%), Keiko Fujimori (con 8%), Verónika Mendoza (con 8%) y Daniel Urresti (con 7% en el sondeo).

Siguen Hernando de Soto y Julio Guzmán (un 4% cada uno), debajo de los más favorecidos.

En segunda vuelta, Fujimori queda derrotada en todos los escenarios planteados por el estudio. Pierde ante Forsyth, Lescano, Mendoza y Guzmán.

Si Forsyth y Fujimori pasan al balotaje, ganaría el exalcalde con un 52% de la votación, sobre un 19% de la candidata naranja.

Si Lescano y Fujimori se enfrentan en segunda votación, este triunfaría con un 50% de sufragios ante un 19% que irían a la lideresa de Fuerza Popular.

Si la elección debiera definirse entre Keiko y Mendoza, la izquierdista llegaría al poder con un 45% de votos contra un 23% de la hija de Alberto Fujimori.

Si el balotaje es entre Keiko y Guzmán, este ganaría con un 36% del respaldo electoral versus un 23% para la fujimorista.

Forsyth vencería también en segunda vuelta contra Mendoza (un 38% versus un 32%) y contra De Soto (un 42% contra un 26%). En cambio, en un escenario de balotaje del exalcalde y Lescano, el estudio no logra detectar triunfador y queda en empate técnico (un 37% versus un 36%).

Mendoza ganaría también en segunda vuelta contra Guzmán (36% versus 24%, grosso modo) y De Soto (un 38% de ella, un 28% del exasesor fujimorista). En cambio, perdería ante Lescano (un 32% iría a la izquierdista, un 36% al acciopopulista).

Sin embargo, por encima de las preferencias por los candidatos está la intención de votar en blanco o viciado (un 15%) y la indecisión (un 14% no precisa).

“Preocupa que a ocho semanas de votar, los electores no hayamos decidido, sino que la incertidumbre aumente. No hemos encontrado candidato ideal. El electorado no está pensando en las elecciones. Los postulantes tienen baja intención de voto, algunos que están aún abajo pueden crecer”, dice la politóloga Alexandra Ames.

Entre los candidatos, tendencias marcadas son la caída de Forsyth y subida de Lescano.

“Los candidatos que crecen son los que proponen el cambio, especialmente el cambio en clave progresista (Lescano de 3% a 10%, Mendoza de 5% a 8%). Este fenómeno forma la probable primera polarización de la campaña respecto a la salida de las crisis, entre el cambio y el inmovilismo, entre el programa de reformas económicas y sociales y la alternativa del neoliberalismo 2.0 que postula con más fuerza la derecha y que arrastra al centro”, dice el analista político Juan De la Puente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.