Violencia normalizada. Aunque en varias instituciones educativas existen adolescentes con inclinación sexual a su propio género, aun se mantiene la discriminación que se refleja a través de bullying, una situación que debe acabar.

 

Por esa razón, Tashi Marín Ampuero, coordinadora de incidencias políticas del mecanismo de coordinación comunitaria, invocó a las próximas autoridades priorizar políticas públicas y proyectos en favor de la población homosexual, sin discriminación.

Es por ello, que en una conferencia de prensa brindó una importante entrevista en la que reveló que en la población aún existe discriminación a la población LGTV. Pues acaba de realizar una encuesta en diversas instituciones educativas, a fin de conocer in situ la estadística de discriminación, y grande fue su sorpresa.

En la población aún existe discriminación hacía ellos, un resultado muy negativo porque la exclusión continúa y eso debe acabarse, pero cómo, los políticos deben trabajar en proyectos educativos de capacitación y orientación que deben cumplirlas, mecanismos que deben llegar a todos y todas, añadió.