En un punto de encuentro de personas de mal vivir y escondite para fumadores se ha convertido la plaza Francisco Secada, ubicada en el asentamiento humano del mismo nombre en el distrito de San Juan Bautista.

Jorge Torres Reátegui, dirigente del sector, indicó que cada noche los pobladores son testigos de las peleas de los malhechores que llegan a la plaza a consumir estupefacientes o repartirse el botín de algún robo realizado, además, señala que siempre encuentran objetos como cuchillos o machetes que los delincuentes dejan caer durante sus peleas.

Por si fuera poco, personas impudorosas han convertido la plaza de este vecindario en un hotel al paso y baño público pues aprovechan que durante las noches es completamente oscuro para llegar a este lugar y dar rienda suelta a sus bajos instintos, todo ello mientras que las autoridades del orden brillan por su ausencia.

“No podemos vivir tranquilos en esta situación, estamos expuestos al peligro y nuestros hijos se han quedado sin un lugar donde ir a distraerse porque los delincuentes se han apoderado de la zona, ya hemos exigido a la municipalidad que mande a iluminar esta zona o por lo menos haya un patrullaje constante por parte de serenazgo pero parece que simplemente no existimos para el municipio” expresó indignado el dirigente.

Asimismo, muchos vecinos se han quejado porque fueron víctimas de asaltos cuando estaban regresando en horas de la noche a su domicilio, de igual forma más de uno asegura que los vándalos ingresaron a robar a sus viviendas aprovechando la falta de seguridad por este sector. (W. Junnas)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí