Considerando que el centro poblado menor de Nuevo San Juan es un lugar estratégico para que la policía nacional tenga una presencia mucho más activa en el Bajo Huallaga, comprensión de la provincia de San Martín, los pobladores de dicha zona están solicitando a las autoridades nacionales y regionales la instalación de una garita de control policial en dicha localidad. En Nuevo San Juan, la carretera asfaltada que parte del Pongo de Cainarachi hacia el Bajo Huallaga, se bifurca, yendo una con dirección hacia las localidades de Pelejo y Papaplaya y la otra hacia Yarina, lugar donde está el puerto a Huimbayoc, distrito donde la criminalidad también estadísticamente es muy alta. Precisamente, escuchando el clamor del pueblo huallaguino, el alcalde de El Porvenir, Marino Mera Arrascue, ha considerado una reunión de emergencia para hoy martes 14 de enero, del comité local de Seguridad Ciudadana, al que asistirá el Jefe de la Comisaría Rural de Pëlejo, Teniente PNP Edwin Raúl Ramírez Gamarra. Manifiestan los pobladores que desde dicho punto estratégico los efectivos policiales de la Comisaría de Pelejo, distrito de El Provenir, efectuarían un control mucho más efectivo tanto a vehículos y personas que ingresan libremente a la zona del Bajo Huallaga, que se ha convertido en tierra de nadie o territorio liberado por la delincuencia. Por temor a sufrir represalias, los pobladores de dicha zona no quieren identificarse y refieren que por falta de vigilancia policial la actividad delincuencial es intensa en el área. A decir de ellos, actúan por el lugar bandas de narcotraficantes, de traficantes de tierras, de abigeos, así como de criminales organizados que se dedican al sicariato y al asalto y robo. Así mismo, piden la instalación de dicha garita de control policial para que se ejerza efectiva vigilancia y seguimiento sobre la gente que trabaja en la empresa Palmas del Huallaga, donde ellos creen que se esconden y a la vez laboran ranqueados y prontuariados delincuentes que salen en horas de la noche para asaltar y robar en la vía Nuevo San Juan-Yarina. Aseguran que dicha empresa contrata a sus trabajadores sin exigirles un certificado de antecedentes policiales, penales o judiciales, lo que hace que lleguen a laborar a dicho lugar gente perseguida por la justicia. Tanto como los pobladores, el alcalde de Pelejo, Marino Mera, está también preocupado por la creciente ola delincuencial en el valle. A esto se suma, el intento de asesinato del ex alcalde Herman Jauregui Tejada, que ha elevado la alarma. Este hecho de sangre, está siendo investigado por la División de Investigación Criminal -DIVINCRITarapoto-, a cargo del coronel Vargas Hoyos. Este es una dependencia especializada de la policía nacional para este tipo de delitos. La ex autoridad municipal, Herman Jauregui, a la fecha se halla internado en el hospital de policía en Lima y su estado de salud sigue siendo de cuidado, según sus familiares, que esperan que los autores sean capturados. Según la policía de Pelejo, hay videos donde se apreciaría a los delincuentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *