La estatal petrolera Petroperú, informó que ayer por la tarde retiró a sus trabajadores de la zona afectada por un atentado contra el Ramal Norte del Oleod u c t o N o r p e r u a n o (ORN) ocurrido el 18 de junio pasado, para salvaguardar su seguridad e integridad.

Esa decisión se tomó luego que autoridades y pobladores de la comunidad de Jerusalén y Nuevo Progreso, en el distrito de Manseriche, retuvieran ilegalmente y agredieran físicamente a una comisión de representantes de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM), la empresa y la Policía Nacional. Detalló que parte de esa comisión, integrada además por el subprefecto de Manseriche, fue violentada por un grupo de aproximadamente 60 pobladores de Jerusalén, tal como consta en el acta de constatación policial, la cual adjuntamos.

“Este lamentable hecho se produjo durante una inspección que el grupo de trabajo realizaba a las barreras de contención instaladas en la quebrada Saramiriza, debido a que habrían sido removidas deliberadamente por personas no autorizadas, generando de esta manera que el crudo continúe expandiéndose y pueda impactar en el río Marañón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *