Lima, ago. 2.-Alrededor del 15% de menores de 2 a 16 años tiene riesgo de padecer algún tipo de lesión vascular en el cerebro que podría terminar en un derrame cerebral, alertó hoy el Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN) de Breña.

Hernán Cañari, neurocirujano del INSN-Breña, señaló que las lesiones vasculares -que con mayor frecuencia son las malformaciones arteriovenosas, fístulas y aneurismas cerebrales- se están incrementando en la población infantil en el Perú.

En declaraciones a la Agencia Andina, Cañari dijo a los padres que cuando sus niños presentan muchos dolores de cabeza y no mejoran, que los hagan ver ante un neurocirujano a fin de descartar cualquier tipo de problema vascular en el cerebro.

“Si tienen síntomas de convulsiones, pérdida de la conciencia, también es una señal importante. Hay que dar a conocerlo porque esta patología se está incrementando en nuestro país”, manifestó.

Dijo que, cuando una arteria se rompe, poderla tratar de manera tardía puede generar una secuela que afecte la motricidad del paciente, como una hemiplejia. Explicó que se trata de lesiones congénitas que estos menores tienen desde el nacimiento y que, lamentablemente, no se manifiestan hasta que el aneurisma se rompe. “Es ahí cuando los niños sufren de síntomas muy severos como pérdida de conciencia, mucho dolor de cabeza y algunos hasta vomitan”, anotó.

Dijo que, en los niños, los aneurismas son más raros porque no tiene factores de riesgo como ocurre con los adultos que puede ser por estrés, hipertensión, diabetes, consumo de tabaco, entre otras causas.

Reveló que el INSN-Breña atiende al año alrededor de 150 pacientes con lesiones vasculares, quienes reciben el tratamiento adecuado, mayormente con intervenciones vía endovascular.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí