Un niño de tan solo doce años de edad, se quitó la vida ahorcándose en un árbol de su huerta en su humilde vivienda del cono sur de la ciudad. El menor tomó esta fatal decisión porque no le dejaron ver televisión y le exigían a que vaya al colegio, ya que no lo estaba haciendo por estar con gripe.

El hecho suicida se produjo ayer en horas de la mañana en la vivienda de la Mz-“17” Lt-“05” del jirón Tahuantinsuyo, asentamiento humano Luz Divina-2da etapa, distrito de Manantay, donde domiciliaba la victima Jack Rodrigo Paredes Tenazoa de 12 años, quien minutos antes había sostenido una acalorada discusión con su hermana mayor de 16 años de nombre Truzeli Solieri, con quien se disputaron por ver la televisión de su programa favorito. Fastidiado el menor porque no le dejaron ver la televisión, fue a la calle a juntar piedritas y volvió para arrojarlos contra su hermana, quien la increpó por su mal accionar.

Fue entonces que cogió la soga y se dirigió hacia su huerta.Antes le vociferó que se iba a matar, no recibiendo la atención del caso.

Su hermana pensó que no lo iba a cumplir su amenaza. Después de varios minutos de la discusión, otra de sus hermanitas menor que él, fue al baño que está ubicado en su huerta de su vivienda, encontrándolo colgado en una de sus ramas del árbol de “Pandisho”.Aterrada le llamó gritando a su hermana mayor y esta al constituirse vio a su hermano Jack Rodrigo.Creyendo que tenía síntomas de vida con ayuda de algunos vecinos lo descolgaron, pero el cuerpo del menor ya hacia sin vida buen tiempo.

Los padres del menor suicida en esos momentos estaban en la calle por motivo de trabajo. Al conocer el hecho se constituyeron a su casa, encontrándose con la tragedia en su familia. Los vecinos comunicaron del hecho a la Policía Nacional, los mismos que se hicieron presentes al inmueble para las diligencias del caso, acordonando el perímetro de la escena del crimen. El menor Jack Rodrigo, había planificado su muerte.- Subió al árbol y amarró en una de sus ramas cruzadas.- Luego bajó y se enroscó en su cuello la soga. Antes llevó consigo una banca de madera que utilizó para subirse, de donde se arrojó al vacío para auto eliminarse, cumpliendo así con su fatal propósito de suicidarse.

Después de cinco largas horas de espera recién se hizo presente al lugar la representante del Ministerio Público, fiscal Karin Johanna Rosas Cabrera, de la 2da Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Coronel Portillo, junto al médico legista, quienes realizaron las diligencias de levantamiento del cadáver del menor, quien fue trasladado hasta la morgue de la ciudad para practicarle la necropsia de ley para determinar las causa del deceso.

Se conoció que el occiso Jack Rodrigo Paredes Tenazoa de 12 años, era el tercero de siete hermanos.Cursaba el 4to año de primaria en el colegio Mario Pezo, pero que en los últimos tiempos no estaba asistiendo a sus clases a estudiar por una fuerte gripe que le aquejaba. Su familia no cuentan con recursos económicos para darle cristiana sepultura a su ser querido, esto había conmovido a sus vecinos quienes se comprometieron ayudarles dentro de sus posibilidades.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí