Un verdadero viacrucis vive una niña de solo 10 años de edad, que desde hace tres años atrás padece de una enfermedad llamada psoriasis, un extraño mal que le reseca la piel, provocando que esta se empiece a rajar ocasionándoles profundos cortes, dándole un aspecto como si tuviera escamas.

Gisella Falcón Angulo, madre de la menor, indicó que su hija tiene que aplicarse costosas cremas todos los días para evitar que su piel se reseque y termine siendo como escamas, pero, lamentablemente los bajos recursos económicos de la familia hacen que no todo el tiempo puedan comprarlas, lo cual ocasiona que la niña se quedé sin medicamentos y pase días con intensos dolores, y que llegue hasta desangrarse por sus heridas cuando la piel se le empieza a resquebrajar.

“Mi esposo trabaja como motocarrista, yo estoy acá atendiendo a mis hijos, y nuestros ingresos no alcanzan para estar comprando sus cremas siempre, porque se le tiene que echar en todo el cuerpo y se acaban rápido” expresó la mamá. Asimismo, la niña tiene que ser evaluada constantemente por los médicos, por lo que prácticamente no puede llevar una vida normal como de cualquier niña, ya que, incluso muchos de sus amigos del colegio se burlan por el aspecto de su piel.

Ante esta situación sus padres piden apoyo económico, y también con un profesional en psicología, para la niña, las personas que deseen apoyar a esta pequeña pueden hacer llegar la ayuda a su misma vivienda ubicada en la calle Bella Sol Mz C Lt 41 del A.H Sol Naciente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí