La ministra del Ambiente, Fabiola Muñoz, sostuvo que como responsables con el uso de aguas y la tierra, la población que vive de la agricultura podrá conectar adecuadamente la producción sostenible con el cambio climático. Remarcó que es necesario mejorar dicha actividad económica, “pero no mejoraremos quitando más hectáreas a la selva”.

En el foro “Cadenas de suministro sostenibles y resilientes”, de la Cumbre Mundial de Acción Climática, la titular del Ministerio del Ambiente (Minam) dijo que en el Perú hay mucha gente que trabaja en la agricultura. “La gente trabaja en el campo y puede conectar la producción sostenible con el cambio climático, si somos más efectivos en el uso del agua, si somos más efectivos en el uso de la tierra”, acotó.

En ese sentido, señaló que por esa razón se está trabajando en mejorar los productos forestales no maderables, que son realmente buenos para la alimentación de la población, o también para los cocineros peruanos que usan estos nuevos productos.

En su análisis de la situación indicó que en las concesiones de castaña en el Perú, el promedio es de un árbol por hectárea. “Es imposible que un pequeño productor tenga un verdadero desarrollo o que resuelva sus problemas con un solo árbol. Podemos mejorar eso y estamos dialogando con los productores”, expresó, para luego añadir que con las medidas planteadas los agricultores podrían tener 40 árboles por hectárea.

Afirmó que uno de los desafíos es finalizar el proceso de titulación para las comunidades. “Para ellos, la tierra es básica para la vida, para la seguridad alimentaria, necesitan estar seguros”, subrayó. También destacó que haya compañías preocupadas por toda la cadena productiva y no solo de sus procesos o por los productos que tienen.