ÚLTIMO MINUTO.

Fuerzas de seguridad de México dejaron en libertad el jueves al hijo del capo de la droga Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán de una casa donde lo detuvieron brevemente, dijo a Reuters el secretario de Seguridad del gobierno federal, Alfonso Durazo, explicando que se tomó la decisión para proteger vidas. Los comentarios de Durazo siguieron a otra declaración suya que no aclaraba completamente si Ovidio Guzmán, acusado de narcotráfico, aún estaba bajo custodia, luego de horas de intensos enfrentamientos armados en la ciudad norteña de Culiacán.

LA CAPTURA DE GUZMÁN Culiacán.

Fuertes detonaciones y ráfagas de armas de fuego sacudieron el jueves varias zonas de la ciudad mexicana Culiacán, luego de que fuerzas de seguridad arrestaron a un hijo del capo del narcotráfico Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, actualmente preso en Estados Unidos.

La captura de Ovidio Guzmán López, que fue confirmada por el titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana de México (SSPC), Alfonso Durazo, provocó horas de caos en varios puntos de la capital del estado Sinaloa, ante un supuesto intento de rescate por parte de integrantes del grupo delictivo al cual pertenece, según reportes de la prensa.Durazo detalló que Ovidio Guzmán fue capturado a las 3:30 p.m. hora local por una patrulla, que hacía un recorrido de rutina cuando fueron agredidos desde una vivienda.

Las fuerzas de seguridad repelieron el ataque y tomaron el control de esta vivienda, donde estaban cuatro personas, una de ellas identificada como Ovidio Guzmán López, indicó Durazo al leer un comunicado de prensa.El titular de la SSPC de México indicó que la captura del hijo de ‘El Chapo’ “generó que varios grupos de la delincuencia rodearan la vivienda con una fuerza mayor a la de la patrulla”.

En tanto, otros grupos causaron acciones violentas contra los ciudadanos en otros puntos de Culiacán, lo que generó “una situación de pánico”, explicó. Aseguró que para salvaguardar la seguridad en esta ciudad del Pacífico mexicano, suspendieron “acciones” en esa ciudad y el gabinete de seguridad, conformado por Ejército, Marina, Guardia Nacional y SSPC, se movió a Culiacán para seguir de cerca la situación. Ovidio Guzmán López, de 28 años de edad, enfrenta cargos en Estados Unidos por tráfico de cocaína, de metanfetamina y de marihuana. Los bloqueos se extendieron a las salidas de Culiacán, que se mantuvo prácticamente cercada y con la gente resguardada en sus lugares de trabajo y en sus casas; la actividad comercial se paralizó por horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *