La institución educativa “Refugio de Esperanza” a través de su centro de terapia física y rehabilitación, le viene brindando la ayuda necesaria en el proceso de recuperación de la movilidad en sus extremidades inferiores, pese a que no cuentan con los equipos óptimos para realizar el trabajo, lo que más resalta es la entrega a su trabajo del encargado de terapia física, Jhonny Flores Berroa, quien manifestó que la vocación de servicio es más importante que el dinero.

Zoila Macedo Bartra, madre del menor, sumamente desesperada por la salud de su hijo, pidió a las autoridades a que le brinden el apoyo necesario consistente en los gastos de alimentación en su estadía en la ciudad de lima, pues por encontrarse dedicada a tiempo completo a su hijo, no le es posible trabajar para generarse ingresos y el apoyo que le brindan sus familiares es escaso, sumado al desentendimiento del padre del menor, quien justamente vive en la ciudad de lima pero que hasta la fecha no se ha hecho presente con el apoyo para su hijo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí