29 trabajadores de la municipalidad distrital de Manantay que habían obtenido la condición de permanentes de manera irregular en la gestión de la alcaldesa Ketty Sanchez, fueron retirados de la entidad edil tras anularse la resolución de alcaldía que les otorgaba tal status laboral.

Funcionarios y asesores legales de la actual gestión edil detectaron que los 29 trabajadores habían logrado su estatus de “permanente” sin haber ganado ningún concurso público de méritos y mucho menos las plazas a las que accedieron contaban con el presupuesto necesario para cubrir sus sueldos.

El 29 de octubre del 2018, la alcaldesa saliente firmó la Resolución de Alcaldía 320- 2018-MDM, con la cual se resolvía reconocer como servidor público permanente de la Municipalidad Distrital de Manantay a 29 trabajadores, con lo cual consideraba que debían estar sujetos a un contrato a plazo indeterminado dentro del régimen laboral de la actividad privada, regulado por el Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo 728.