Tres malos efectivos de la Marina de Guerra del Perú en actividad militar , conformaban una peligrosa banda de asaltantes. En los últimos tiempos se habían convertido en el terror de los empleados de los grifos y boticas de la ciudad de Atalaya. Cometían sus violentos atracos utilizand o armamento de guerra (fusil) de la institución castrense al cual pertenecían.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí