SICARIOS ASESINAN A MENOR

Compartir

Un escalofriante crimen ocurrió en la ciudad fronteriza de Caballococha, capital de la provincia loretana de Mariscal Ramón Castilla, donde un menor de 17 años fue acribillado a sangre fría en la cama donde descansaba y hasta el momento se desconoce el móvil del asesinato.

El hecho se registró el día de ayer en el puerto principal de Caballococha, el menor de iniciales B.M.C se encontraba durmiendo al interior de una casa flotante, que funciona como comercio y donde el laboraba como vigilante. De pronto los sicarios llegaron a bordo de una embarcación y sin mediar palabras le dispararon a quemarropa, logrando acertarle siete veces en distintas partes del cuerpo.

Según algunos testigos del hecho, todo ocurrió muy rápido, pues mientras todos se encontraban ocupados con sus quehaceres matutinos vieron que una embarcación de color celeste, con seis personas a bordo que vestían indumentaria similar a la militar y que además tenían en el bote las banderas de Colombia y Brasil, llegó al lugar y los hombres bajaron velozmente y fueron directo hacia la habitación del menor. Luego solo se escucharon los disparos y vieron como los foráneos huyeron rápidamente por rumbo desconocido.

Cuando testigos llegaron hacia la balsa flotante se percataron que el muchacho ya se encontraba muerto en medio de un gran charco de sangre sobre su cama.

“Había sangre por toda la cama porque tenía disparos en el pecho, en el estómago y en la cabeza, parece que ni si quiera lo despertaron, simplemente vinieron y lo mataron” relató uno de los testigos.

Hasta el lugar de los hechos llegó la policía nacional para resguardar todo el perímetro.Minutos después llegaron los peritos para estudiar la escena del crimen y finalmente el fiscal de turno del Ministerio Público ordenó el levantamiento del cadáver y su traslado a la morgue de Caballococha para dar inició a las investigaciones.

Cabe indicar que, el menor no era originario de Caballococha, sino de una comunidad en la frontera con Colombia y Brasil, por lo que no tenía familiares en la ciudad y solo conocía a las personas para quienes trabajaba. Todo esto dificulta aún más el esclarecimiento del caso.Pero, las autoridades ya han iniciado las indagaciones pertinentes. (W. Junnas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.