Jarpal logra 6 mil hectáreas de palma

Compartir

Desde la formación de Jardines de Palma (Jarpal) y el inicio del proyecto gracias al programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) con la fundación de la Industria de Palma Aceitera San Martín y Loreto S.A (Indupalsa), los agricultores que antes cosechaban coca, hasta la actualidad lograron tener un promedio de seis mil hectáreas de palma aceitera en producción.

El éxito se revela en los resultados por el trabajo de quienes lo emprendieron, es la frase que fácilmente se puede aplicar a la industria de la palma en San Martín, enfáticamente al proyecto de palmicultores independientes de Jarpal e Indupalsa en las regiones San Martín y Loreto, así como la Corporación Industrial Oleaginosa S.A. Corinolsa (Loreto).

Industrias de Palma S.A (Indupalsa), es una empresa agroindustrial, dedicada a la extracción y comercialización de aceite crudo de palma y sus derivados. El sábado último, con la participación de los palmicultores independientes celebraron su aniversario 22 con diferentes actividades deportivas, culturales y otras.

Indupalsa celebró 17 años, que tiene en la actualidad una planta principal y las oficinas administrativas, se encuentra ubicada en el Km. 63.5  de la carretera F.B.T Tarapoto Yurimaguas sector Huicungo, gerenciada por María Esther del Campo, profesional que logra el éxito que los productores esperaban para potenciar el sembrío, la producción y el refinamiento del aceite crudo, así como convertir los desperdicios de la palma en bio gas y abono, entre otros derivados de gran uso finalmente en la industria.

En la actualidad, Jarpal tiene una extensión de 6 mil hectáreas de sembríos de palma entre San Martín y Loreto, que generan un gran impacto social y económico, que ayuda a además a reforestar los terrenos eriazos o purmas, tiene 490 asociados y otro grupo de apoyo de 210 personas que se dedican al sembrío de palma.

La planta extractora y procesadora de palma aceitera procesa 20 toneladas por hora, sacando finalmente aceite crudo, aceite y harina de palmiste, próximamente una planta de bio gas el cual debe cumplir primero con requisitos para un tratamiento ambiental que servirá para la generación de energía.

Además, la citada asociación de palmicultores espera la autorización para ampliar los sembríos de palma hasta por mil hectáreas en este año o a principios del 2023, pero toda esta extensión en terrenos eriazos o tierras que ya fueron explotadas, dejando los bosques primarios para conservación y hábitat de animales silvestres.

Javier Coz Rodríguez, gerente de la junta nacional de palma (Junpalma), quien participó en el evento, dijo sentirse muy motivado con el éxito de Jarpal e Indupalsa, cuyo logro significa desarrollo de cientos de familias y para el país, destacó este emprendimiento como un ejemplo en la Amazonía, y su progreso para bienestar del país.

Este proyecto alternativo se inició a inicios de 1998, en distrito Caynarachi, (Lamas), región de San Martín, ello gracias al aporte y la credibilidad de las Naciones Unidas y Contradrogas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.