Entierran a policía loretano asesinado

Compartir

Los restos mortales del SO3 PNP Junior Julinho Dávila Chanchari, de 24 años, fueron enterrados ayer en Iquitos.

Junior Julinho Dávila fue asesinado de varios balazos a quemarropa por delincuentes que se ensañaron con él por tratar de impedir un asalto en el sector de Campoy, en el distrito de San Juan de Lurigancho en la ciudad de Lima.

Sus restos mortales fueron  traídos a su ciudad natal de Iquitos, donde fue recibido entre aplausos por sus amigos, familiares, colegas y vecinos.

Julinho fue velado en su vivienda, ubicada en las inmediaciones de la Av. Los Periodistas con San Antonio del distrito de Iquitos, lugar hasta donde llegaron sus agentes de la IV Macro Región Policial Loreto para darle el pésame a los familiares del fallecido y despedirse de él.

Por su parte, sus vecinos recibieron su féretro entre aplausos e hicieron lo mismo cuando salió rumbo al camposanto, dando muestra de respeto y admiración al valeroso policía loretano que murió cumpliendo su deber.

Sus colegas policías también lo llevaron en hombros hasta su última morada en el cementerio general “San Miguel Arcángel”, donde por motivos de la pandemia solo estuvieron presentes los familiares y algunos amigos más cercanos. (J. Inuma)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.