Botadero fantasma tiene Municipalidad Yaquerana

Compartir

Actual gestión de la municipalidad del distrito de Yaquerana, con el cuento del mejoramiento del botadero municipal viene ocasionando perjuicio económico a la entidad.

La Contraloría y Fiscalía Penal llegaron hasta la zona para verificar el citado proyecto. Pero, el  alcalde y administrador se hicieron humo. No quisieron participar porque no tenían la documentación sustentatoria.

El pasado 15 de octubre, luego de una intensa protesta en la localidad de Colonia Angamos, en el distrito de Yaquerana, se constituyeron representantes de la Gerencia Regional de Contraloría y el Fiscal Penal Provincial de Requena, para entrevistarse con líderes de la comunidad Matsés así como con líderes de la sociedad mestiza que denuncian actos de corrupción perpetrados desde que asumió Daniel Manquid Jiménez Huanan, el cargo de alcalde distrital.

Asimismo, al día siguiente se diligenciaron visitas de control a cuestionadas obras alertadas por la población, es así que los representantes de Contraloría y el Fiscal, junto a Wilmer Rodríguez López – Segundo Apu, en representación de la comunidad Matsés y Apolinario Alva Taricuarima y Estelita Sánchez Sahuarico, en representación de la población mestiza, se constituyeron hasta el kilómetro 2.5 de la carretera Fray Pedro – Angamos, en donde supuestamente la municipalidad ha ejecutado el proyecto de mejoramiento del botadero de los residuos sólidos de la localidad de Angamos.

En esta diligencia de verificación del proyecto del botadero no decidieron participar el Alcalde Daniel Manquid Jiménez Huanan y el administrador municipal – Arlen Ribeiro Calderón, debido a que en la municipalidad no existía ningún registro o documento físico que sustente el mencionado proyecto y los costos que se han desembolsado por éste.

Durante la caminata de verificación, se constató que a la altura del kilómetro 1 de la citada vía existía la presencia de residuos sólidos tirados a un lado de la carretera, hecho que fue denunciado por Apolinario Alva quien dejó en claro que ese espacio no se trataba del botadero, por lo que los representantes de Contraloría en acta dejaron constancia.

Continuaron la caminata hasta llegar al espacio concesionado en donde debería funcionar el botadero, pero allí también se constató que residuos sólidos son arrojados en ambos lados de la carretera, basura que logra contaminar la quebrada que desemboca en el Yavarí.  Los representantes de Contraloría Regional, allí lograron entrevistarse con el propietario del terreno en cuestión, identificado como Pedro Welintong Andoa Huaynacari quien manifestó que viene alquilando desde julio 2019 un lote de 50 metros cuadrados a la municipalidad a requerimiento de esta entidad para que allí se acondicione el botadero.

Andoa Huaynacari, instruyó que el pago que percibe es de 200 soles mensuales sin contrato y sin algún documento que pruebe el cobro por dicho concepto.Además se le indicó que habilitarían el espacio concesionado pero hasta la fecha continúan botando la basura en cualquier parte.

Al finalizar la constatación, los representantes de Contraloría levantaron acta y aseguraron a la población que en el marco de las investigaciones, intervendrán la oficina de coordinación ubicada en la ciudad de Iquitos.

Apolinario Alva junto a Estelita Sánchez, indicaron para el diario Ahora, que logró participar in situ, que estarán vigilantes de todo el proceso de investigación que ejecute el Ministerio Público y Contraloría Regional.  (Patrick López)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.