Al llegar, la Municipalidad Distrital de Monzón recibió a los visitantes con la danza “Los Carapachos”, baile oficial de la zona a la cual los viajeros no se resistieron e imitaron los pasos de los bailarines. Como parte del recibimiento, Devida los invitó a degustar los productos bandera del lugar como el café y el cacao.

Devida destacó que cada vez son más los visitantes que llegan a este distrito, lugar que en algún momento fue temido por la presencia del narcotráfico. Hoy, la percepción es distinta gracias al apoyo que reciben los agricultores por parte del Estado a través de Devida, entidad que los capacita y ayuda a impulsar sus negocios lícitos con diversos productos alternativos.

Entre los atractivos que destacan de este distrito se encuentran las cataratas “La Cascada” y “Matapalo”. A cinco minutos, se llega al río Monzón, donde los más aventureros practican deportes como canotaje y rafting (descenso de ríos).

“El valle del Monzón vive una esa paz con aroma a cacao y un sabor agradable a café. Estamos seguros que este corredor será un nuevo potencial turístico y económico de nuestro Perú”, dijo el jefe de Devida de la Oficina Zonal Tingo María, César Santos Pisco.

Por su parte, el alcalde del distrito de Monzón, Víctor Pajuelo Santos, dijo que la ruta Casma-Tingo María es un sueño hecho realidad. Cabe recordar que la primera edición de la Travesía Interoceánica tuvo como ruta las regiones de Áncash, Huánuco y San Martín.

Mientas que durante en la segunda edición de esta actividad recorrió las regiones Áncash, Huánuco, San Martín y Ucayali.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí