Brasil, primer productor y exportador mundial de café, prevé una caída de más del 20% de su cosecha respecto a la histórica de 2018, anunció a mediados de septiembre la Compañía Nacional de Abastecimiento (Conab). Se prevé que la cosecha de 2019 sea la segunda más grande obtenida durante un ciclo bienal negativo.

El informe de la OIC también describe el consumo mundial, con un ligero aumento de 1,5% a 167,9 millones de sacos. El continente europeo representa un tercio de la demanda del planeta. A pesar de la contracción de la producción y el aumento de la demanda, los precios del café, cotizado en Londres para el robusta y en Nueva York para el arábiga,son históricamente bajos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *