La metamorfosis que el Perú necesita

0
46

De Hidrocarburos a Energías Renovables: La metamorfosis que el Perú necesita

En el 2016 aconteció un desastre que afectó a cientos de nativos en Loreto, esto fue indignante para miles de personas, no solo en Perú sino también en todo el mundo: Petroperú aceptó su culpa ante los distintos medios de prensa y las autoridades por el derrame de petróleo crudo en el Oleoducto Norperuano en el lote 192, hecho que llegó a perjudicar directamente a los ecosistemas, las fuentes de agua y de cultivos de varias comunidades oriundas de las regiones afectadas, además de poner en condición del alto riesgo la vida de los habitantes de la zona.

De esta manera, la noticia recorrió el mundo y, según fuentes del Diario Gestión, portavoces de la ONU llegaron a pronunciarse ante lo sucedido, a lo cual manifestaron: “Los derrames de petróleo continúan afectando negativamente los derechos de los pueblos indígenas y el proceso de negociación en curso no reconoce su derecho al consentimiento libre, previo e informado”.

Sin embargo, han pasado ya dos años, y hace algunos meses, se tomaron medidas ante la gradual reducción de producción de crudo en el país, que, según fuentes estadísticas de la ESAN, era un hecho que se ha ido produciendo desde el 2002 hasta la actualidad, y que se intensificó debido a los conflictos sociales ocasionados por el derrame ocurrido en el 2016. Así, el gobierno por medio de la página de Osinergmin, publicó el texto Único Ordenado de la Ley Orgánica de Hidrocarburos, que tiene como finalidad promover la inversión en las actividades de exploración y explotación para revertir el decrecimiento de este sector.

Si se fusionan y analizan ambos panoramas, es evidente que lo ocurrido hace dos años y todas las voces que se alzaron pertenecientes a un pueblo indignado, no han trascendido lo suficiente para que las autoridades tomen medidas de prevención y generen propuestas claras direccionadas a impulsar el uso de energías renovables, con el objetivo de reducir progresivamente las probabilidades de que vuelvan a ocurrir nuevos derrames de petróleo. Por el contrario, la propuesta que se presentó, busca incrementar la extracción del mismo.

Al analizar la propuesta de ley mencionada, es evidente, que se pretende abusar seriamente de las energías de origen fósil, y no existen propuestas claras para reemplazarlas por fuentes de energías renovables alternativas, pues esto permitiría que a largo plazo dejemos de depender directamente del petróleo y otros hidrocarburos. Por el contrario, incluso se han presentado muchas empresas del sector, que sugieren que los contratos de petróleo deberían darse hasta que se agoten los yacimientos, y la Sociedad Peruana de Hidrocarburos considera que las regalías deberían ser más flexibles.

El problema radica en que este documento, tiene como objetivo seguir luchando para incrementar la producción de hidrocarburos, mas no han existido propuestas relevantes para que este sea el punto de inflexión en el que se comience a planificar la verdadera metamorfosis que permita al país desprenderse de la necesidad de utilización de combustibles fósiles e iniciar un modelo energético renovable, sustentable, sostenible e independiente.

Tal vez hoy en día, las autoridades ven como prioritaria la necesidad de inversión y propuestas que promuevan el bienestar de la economía. Sin embargo, si las medidas de promoción de energías renovables no son implantadas desde ahora, llegará un momento en que será mucho más complicado lograr la adaptación de un mercado cuyo principal suministro energético se ha basado por décadas en los hidrocarburos, lo que ha incrementado las consecuencias del cambio climático en nuestro país. 

En efecto, la extracción de combustibles de origen fósil se ha vuelto una actividad casi indispensable para la economía debido a la falta de otras fuentes de energía, sin embargo, las medidas propuestas en la renovación de la Ley Orgánica de Hidrocarburos, pretenden dar soluciones a corto plazo, sin considerar las consecuencias de continuar siendo una nación dependiente de este tipo de energías. Por lo que, si se desea implementar una visión de desarrollo sostenible, es necesario que se comience una extracción de combustibles equitativa y no competitiva, implantando nuevas fuentes de energía renovable que busquen posicionarse a largo plazo y nos permitan confrontar las actuales y futuras consecuencias del cambio climático.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí