Luego que se registró el accidente de trabajo, donde el obrero Jhony Tamani Shumbe perdió sus extremidades, un grupo de inspectores de trabajo detectó que en este sector se vienen desarrollando trabajos en condiciones inhumanas.

La comitiva de la Dirección Regional de Trabajo, llegó hasta el reaserradero, parte baja de la Marina de Guerra, (orilla del río Ucayali), donde ocurrió el accidente de trabajo. Alejandro Vela Tello, inspector de trabajo explicó que tras constatar la situación laboral en la que se encuentran los obreros han confirmado que muchos de estos trabajan de manera inhumana, por ello están procediendo a levantar actas cuyas conclusiones serán enviados a las autoridades correspondientes para que puedan ser analizados.

“Nosotros como institución velamos por la seguridad de todos los trabajadores, ahora vamos hacer en seguimiento para que el agraviado pueda tener una indemnización o sus familiares”, explicó Vela Tello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *