El Tribunal Superior de responsabilidades Administrativas, de la Contraloría General de la República, ratificó la sanción de cinco años de inhabilitación para el ejercicio de la función pública a los ex funcionarios de la municipalidad de la Banda de Shilcayo, Cinthya Jéssica Alarcón Cotrina,y a Jack Saalin Linarez Baca.

Ambos funcionarios incurrieron en infracción administrativa grave al haber otorgado licencia de edificación de viviendas a inversiones Acuario SAC para la ejecución del proyecto “Nuevo Horizonte”, sin contar con la aprobación de la habilitación urbana con construcción simultánea y sin tener en cuenta que 205 viviendas ya estaban construidas.

De esta manera, la municipalidad de la Banda de Shilcayo omitió la supervisión de la obra y la verificación del saneamiento técnico; e incumplió con la inaplicación de la multa por 1 millón 344 mil soles.

Por este caso, se presentó la denuncia penal por el presunto delito de Negociación Incompatible o Aprovechamiento Indebido del Cargo ante la Segunda Fiscalía Provincial Penal Corporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios de San Martín Tarapoto.

Jack Saalin Linares Baca, en aquel entonces año 2011, se desempeñaba como Jefe de la división de Planeamiento y Catastro de la municipalidad distrital de la Banda de Shilcayo, mientras que Cinthya Jéssica Alarcón Cotrina, era en aquel entonces Gerente de Desarrollo Urbano y Rural en Infraestructura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí