La provincia de san Martín tiene el índice más alto de anemia en niños menores de tres años y es del 70 por cientos. A nivel de la región el promedio es de 50,7 por ciento, según señaló el gobernador regional Pedro Bogarín. Explicó que producto de la anemia, nuestros niños están condenados a tener un rendimiento bajo.

Dijo que las autoridades y funcionarios de Lima vienen y nos hablan de consumir sulfato ferroso para controlar la anemia.“Para mi, la anemia se controla comiendo bien, y comer bien significa que las criaturas deben de consumir proteína todos los días en su alimentación, estas proteínas se encuentran en las carnes, los huevos y la leche.

Estos tres alimentos tiene que ver con la ganadería, la crianza de gallina de charas, la piscicultura, en suma ahí están las proteínas que van a formar los glóbulos rojas; sin proteínas no hay glóbulos rojos, explicó, Pedro Bogarín, al afirmar que si le bombardeas de sulfato ferroso al niño, no va a lograr el objetivo.