En cenizas quedó convertido un aserradero luego que un aparente corto circuito ocasionara un dantesco incendio a orillas del rio Itaya en el distrito de Belén. Los hombres de rojo realizaron denodados esfuerzos para llegar hasta las instalaciones del aserradero Xico ubicado en la calle Flor de Topa en el asentamiento humano Manco Inca.

Los daños materiales ascenderían a más de cien mil soles. Para poder llegar al inaccesible lugar los bomberos tuvieron que dividirse en dos. Un grupo a bordo de un camión cisterna intentó pasar por en medio de bloques de concretos que fueron construidos en medio de la calle y a más de un metro de altura.

Pero desistieron por peligro de volcarse a un caño de aguas servidas. Por otro lado, otro grupo de bomberos tuvo que cruzar el rio Itaya a bordo de una canoa, llevando equipos y mangueras. Pese a todo, los valerosos hombres de rojo llegaron al incendio, donde las lenguas de fuego alcanzaban más de cinco metros de altura. Pasó más de una hora para que los bomberos pudieran usar agua del rio y controlar el fuego. (

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí