La presencia de una iguana de más de un metro de largo, causó pánico a los moradores del pasaje Benavides con avenida Grau, en pleno centro de la ciudad.

El animal en su defensa lanzaba latigazos con su cola para impedir ser capturado. Los perros de Carla Tenazoa alertaron la presencia del reptil, quien se encontraba en el árbol de castaña, plantado en la vereda de su casa. “Nos llamó la atención de que nuestros perros ladraban sin cesar y al salir nos percatamos del animal.

Esas iguanas viven en los terrenos descuidados de la villa de la Fuerza Aérea del Perú, y no sería la primera vez que estos animales salen a la calle”, refirió Carla Tenazoa.

Cabe recalcar, que horas después, personal policial de la unidad de medio ambiente llegaron a constatar la presencia del animal, quienes luego capturaron al animal, para trasladarlo hacia un lugar más seguro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí