Un hombre terminó con una rotura en la cabeza tras caer de espaldas en el pavimento cuando descendía las escaleras de una universidad privada. Pues el sujeto se encontraba en completo estado de ebriedad. Inicialmente, el hombre de seguridad de la universidad llamó reiteradas veces al serenazgo, quienes nunca llegaron.

Así que fue necesario dar parte a la policía quienes después de media hora aproximadamente aparecieron en el lugar para trasladar al herido a su propiedad.

Pero previo a ello, el señor quien dijo ser de apellido López, manifestaba que regresaba de una actividad familiar y que se había tropezado y cayó de mitra en el pavimento en horas de la mañana en el cruce de los jirones Vargas Guerra con Coronel Portillo.

Mientras tanto, los vecinos del sector reconocieron al hombre y manifestaban que se trata de un trabajador de una reconocida clínica y que es laboratorista. Así que nosotros ante la ausencia de las fuerzas del orden, en un principio, se tuvo que darle los primeros auxilios al herido porque se desangraba.

Pues había quedado boca arriba y por varios minutos estaba como desmayado, por lo que algunos vecinos le reanimaron y así recuperó la consciencia. Lo curioso es que la policía decidió llevar a su casa al hombre en vez de un hospital, la razón; es que en el nosocomio se niegan a recibir ebrios, fundamentaron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí