El macabro hallazgo lo realizó su hijo Carlos Manuel López Castro de 36 años, quien llegó hasta la quinta ubicada en el pasaje Paita, espalda del hospital regional de Pucallpa, para visitar a su padre Francisco López Mendoza de 59 años, toda vez que no contestaba su teléfono celular a las insistentes llamadas que le había realizado.

“Yo llegué a su cuarto Nº 04 y toqué la puerta en reiteradas veces, pero él no me abría ni contestaba al llamado que le hacía por su nombre, por lo que me empecé a preocuparme y logré ver por una rendija de la puerta que estaba recostado en su cama en ropa interior (calzoncillo), en mi desesperación por saber que sucedía con mi padre, tuve que violentar la puerta y logré ingresar a la habitación.

Los ruidos que hizo el hijo de occiso, habría hecho que la propietaria de la quinta Elene Ruby Vega Rengifo de 58 años, acudiera hasta el cuarto de su inquilino para averiguar que estaba pasando, encontrando esa escena fatal. El suceso fue comunicado a la autoridad policial y fiscal para el levantamiento del cadáver.

Fuentes policiales dan cuenta que el occiso Francisco López Mendoza, era diabético y en vida trabajaba como comerciante de ventas de carne, el mismo que domiciliaba solo desde hace un tiempo atrás en la quinta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí