El Gobierno Regional de Loreto, a través de la gerencia de Desarrollo Social, y con la asistencia técnica de la Autoridad Portuaria Nacional, lidera la formalización de puertos a fin de llevar un mejor control de las embarcaciones y proteger a las niñas, niños y adolescentes, contra el delito de la Trata de Personas. Para el efecto se ha realizado una reunión con las autoridades y representantes de instituciones vinculadas al tema, donde tras la revisión de la norma para formalizar el embarque de pasajeros, además de solicitar reporte de operativos realizados y resultados de dichas intervenciones, se han obtenido las primeras conclusiones sobre la situación de informalidad de los puertos fluviales de Iquitos metropolitano, que aumenta la vulnerabilidad de los menores de edad, frente al delito de la trata de personas. En este contexto, un análisis sobre la situación de los puertos fluviales reportó que, de acuerdo al informe de la autoridad Portuaria Nacional, el Puerto de ENAPU es el único autorizado para el tránsito de pasajeros a nivel fluvial y que se encuentra actualmente ampliando su infraestructura. De otro lado, el representante de la Municipalidad de Punchana -que tiene en su jurisdicción al puerto de Masusa- informó que de 100 embarcaciones que acoderan en el lugar, 80 son informales y que en el caso del puerto Henry, la autorización para su formalización le fue denegada porque la empresa no había cumplido con las normas de seguridad de los trabajadores. En la reunión se identificaron asimismo, varios puntos que acrecientan la problemática de inseguridad en los puertos como que el reglamento de la Autoridad Portuaria Nacional ya no contempla el control de pasajeros, en vez de ello, el patrón de la embarcación presenta una Declaración Jurada sobre la cantidad de personas que transporta y ya nadie controla el flujo de personas en los puertos. Por su parte, el representante de la Capitanía de Puertos, señaló que en caso se reporte la desaparición de un menor y que éste se haya embarcado, el capitán de la nave sería el único responsable si le pasa algo a las personas. Sobre todo si son menores de edad, al ser embarcados sin sus padres o autorización notarial, por tanto sin ser registrado, le ocasionaría una fuerte multa al propietario de la empresa. La falta de control del flujo de pasajeros por parte de las embarcaciones menores, condicionando alto riesgo para el tráfico ilícito de menores de edad, la informalidad en los puertos fluviales incrementa la vulnerabilidad frente al delito de trata de personas. A la reunión asistieron el Ministerio de Transportes y Comunicaciones, Municipalidad Distrital de Punchana, Capitanía de Puertos y por el GORE Loreto, la Gerencia General y las convocantes Leonor Espinoza Jara y Faviola Mares Quispe de la Gerencia Regional de Desarrollo Social.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *