Toño Paredes Coronado, es el supuesto violador por quien Untiberos incluso ha solicitado garantías por su vida luego de armarse de valentía y denunciar al presunto depravado, quien hasta la fecha continúa libre, explica en un tono muy preocupado por la actitud de los magistrados de ese distrito. Untiberos señaló que la violación se habría suscitado en marzo del 2017, el primer día de clases educativas en marzo.

Pues su hija regresaba a casa tras abandonar la escuela, pero en el camino habría sido interceptada por el presunto violador quien a la fuerza, añade, dio riendas sueltas a sus bajos instintos.

Producto de ese presunto abuso, la menor hoy en día tiene un hijo de 6 meses aproximadamente, del mismo que hace unos meses les realizaron un examen de ADN para verificar la paternidad, pero Untiberos refiere que hasta la fecha la fiscalía que investiga el caso en Campo Verde no se ha pronunciado. Untiberos es consciente que en el lugar la justicia es mal vista, por ello, espera que en su caso al menos los magistrados y los fiscales sean consecuentes. Pues el rostro del bebé es muy parecido al supuesto imputado, reitera el abuelo, y teme que por intermedio de la investigación no prevalezca la corrupción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí