El CEO de la empresa Frontera Energy Corporation (FEC), Richard Herbert, descartó un eventual retiro del Perú pese a las dificultades surgidas en la producción de petróleo en la región Loreto al tiempo de invocar al gobierno a «dar urgencia y prioridad» para ayudar a resolver el problema. «Yo diría que no es nuestra intención dejar el proyecto.

Tenemos un compromiso con el país, con el departamento (de Loreto) y este proyecto, en el lote 192. Frontera es una empresa canadiense, que ha trabajado diez años en el Perú, y no estamos pensando en dejar el lote o el proyecto. Yestamos aquí para ayudar a resolver el problema», enfatizó.

Las pérdidas que afronta la compañía canadiense Frontera Energy Corporation, concesionaria de los lotes petroleros 192 y Z -1 ascienden a US$ 10 000 000 (diez millones de dólares), en los más de 70 días que llevan paralizadas las operaciones del oleoducto Norperuano, denunció Richard Herbert.

«Yo no tengo las cifras exactas, pero sabemos el costo mensual. Y, aunque hemos bajado los costos en los últimos dos meses, porque no sabemos cuándo vamos a restablecer la producción normal, estamos hablando alrededor de US$ 10 000 000 (diez millones de dólares)», subrayó.

Sostuvo que como consecuencia de esta forzada paralización se han perdido aproximadamente dos mil 500 puestos de trabajo directos, incluida la casi totalidad de mil 250 servidores del Lote 192, lo cual -anotó- impacta significativamente a la Región Loreto, de donde proviene el 70 % de los trabajadores del mencionado lote petrolero.

«Ahora, solo tenemos 250 personas trabajando, lo que ha implicado una reducción (drástica) de dos mil personas en su empleo, porque nos tenemos producción, ni ingresos. Ello sin contar también la pérdida de aproximadamente otros 10 mil empleos indirectos, generados por los negocios surgidos como consecuencia de la operación de explotación petrolífera del Lote 192», anotó.