La Federación Unificada de Trabajadores del Sector Salud (Fentussa) ayer nuevamente retomó su huelga nacional indefinida ante el incumplimiento del Ministerio de Salud de sus pactos colectivos. En Loreto, se han sumado a la medida de protesta trabajadores administrativos y asistenciales de los hospitales Felipe Arriola Iglesias y Cesar Garayar García, ambos nosocomios más importantes de la región Entre algunos de los puntos que exigen los huelguistas, figura la ratificación del personal nombrado del sector Salud, en el sentido de que continuará percibiendo sus ingresos conforme al Decreto Legislativo 1153 (según boleta de pago mensual de compensaciones).

Además, gestionar la aprobación de un proyecto de ley en el marco de la revalorización del personal profesional, técnico y auxiliar administrativo. Ante esta huelga, nuevamente los más perjudicados son los pacientes que tuvieron citas previas y las personas que se iban a operar. Se espera que los entes competentes se pronuncien al respecto, y se evoca un acto de empatía en pro de los ciudadanos necesitados de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *