Luis Enrique Calderón Aspajo, alcalde del distrito de Teniente Clavero en la provincia del Putumayo, advierte a las autoridades nacionales, que en su jurisdicción la guerrilla colombiana de la FARC está produciendo hectáreas de plantaciones de hojas de coca.

Esto ocurre a pesar que el Ejército Peruano ha replegado sus tropas para reducir la producción de droga. Además señaló que los pobladores peruanos reciben dinero de la guerrilla a cambio de cosechar el estupefaciente. El burgomaestre indicó que le preocupa, que en la espesura amazónica de su distrito, límite con Colombia y Ecuador, aún continúen la elaboración de droga por toneladas y las fuerzas armadas no logran desarticular a los cabecillas narcoterroristas.

Así mismo, a la autoridad edil, le alarma que los adolescentes y jóvenes puedan de ser reclutados por la guerrilla colombiana, por ello se esconden en sus viviendas o si no son trasladados temporalmente hacia el Estrecho, hasta que el Ejército peruano, tenga la zona controlada. «Lamentablemente en el distrito los colombianos han comenzado a producir cocaína de alta pureza, que son cosechados por peruanos de la zona que reciben dinero a cambio.

La presencia de las Fuerzas Armadas es insuficiente, se necesita de más tropas militares, porque la guerrilla narcoterrorista se instala en la espesura de la selva, donde producen y procesan la droga para transportarlo nocturnamente. La gente de las comunidades prefiere cosechar coca, por culpa de la ausencia del Estado y la presión de la FARC, por ello las autoridades nacionales deben tomar precauciones de inmediato» puntualizó Calderón Aspajo.