En el puesto de salud de Pampa Entsa se le diagnosticó a la paciente Y.A.U. (21), de 35 semanas de gestación, un cuadro de desprendimiento prematuro placenta (parcial), que ponía en peligro el futuro del recién nacido.

La gestante fue conducida en helicóptero del Ejército del Perú hacia el Hospital de Apoyo de Bagua para su inmediata atención, esto en trabajo conjunto con la Dirección Regional de Salud (Diresa) Amazonas, el Centro Nacional de Referencias, Urgencias y Emergencias (Cenarue), y la Dirección de Salud Sexual y Reproductiva del Minsa.

En dicho nosocomio se programó una cesárea de urgencia y se le realizaron los exámenes pre-quirúrgicos de rigor. La intervención fue realizada con éxito, logrando que la gestante diera a luz un varón con peso normal y en buenas condiciones.