Hay noticias que nos quitan un gran peso de encima, pero que a la vez nos dejan desconcertados. Esta es la historia de una mujer de 42 años, de E s t a d o s U n i d o s (EE.UU.), que pensó lo peor tras sentir varios síntomas que la hicieron creer que era un terrible tumor cerebral. Sin embargo, grande fue su sorpresa al ver los resultados de los exámenes y procedimientos.

Felizmente no padecía la enfermedad, pero sí algo inexplicable: una enorme tenia estaba alojada en su cabeza desde hace un año. Olvido de palabras, tazas de café y objetos que se le caían de las manos, insomnio, problemas para completar frases, pesadillas y alucinaciones constantes hicieron suponer a Rachel Palma que algo estaba muy mal con su salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *