En medio de cánticos y arengas de hinchas del Universitario de Deportes en Moyobamba y familiares,realizaron el recorrido por las calles con el féretro de Junior Obo Torres, joven asesinado por dos adolescentes.

Después recibió cristiana sepultura en el cementerio general. Los familiares e hinchas del equipo que alentaba el joven asesinado, se concentraron desde las 3 de la tarde a un costado de la plaza de armas de Moyobamba en la primera cuadra del jirón Pedro Canga,donde solían encontrarse antes de cada partido que jugaba contra Unión Comercio en esta ciudad.

Tras el recorrido por las calles, llegaron hasta el frontis del Poder Judicial para pedir justicia con el féretro al hombro del joven asesinado. Este gesto por poco acaba en un bochornoso incidente cuando golpearon las puertas de la Corte, que fueron cerradas por el personal de servicio por seguridad. Sin embargo, calmaron los ánimos a los familiares de Obo Torres.