Los emprendedores de la Asociación de Conservación de Aguajales y Renacales del Alto Mayo –Adecaram- quienes están a cargo del manejo y administración del emprendimiento turístico “Tingana” de la margen izquierda del río Mayo en la provincia de Moyobamba, visitaron esta mañana –ayer- en su despacho al gobernador regional Víctor Noriega Reátegui.

La finalidad fue agradecer en forma personal al gobernador regional, por su decisión de continuar apoyando al turismo creando mejores condiciones para los visitantes y turistas nacionales e internacionales que permanentemente visitan los emprendimientos turísticos del Alto Mayo, en este caso Tingana; ya que el Goresam implementó nuevos servicios higiénicos en el lugar, el mismo que fue visitado por los participantes del evento internacional Turismo Rural Comunitario de Las Américas realizado recientemente en Moyobamba.

Noriega Reátegui, en su díalogo con los emprendedores, explicó que la política de gestión bajo el enfoque: Protección, Producción e Inclusión, es incentivar y generar un nuevo modelo de desarrollo, cuidando y aprovechando en forma sostenible la naturaleza, mejorando la calidad de la producción y de los servicios, incentivando la participación de autoridades y la propia población; asimismo, creando condiciones necesarias para poner en valor los grandes recursos con que cuenta la región San Martín, una muestra de ello es el apoyo que se brinda a los emprendimientos y/o destinos turísticos como Tingana, Santa Elena y Cueva de Palestina de la zona del Alto Mayo, que son algunas de las riquezas turísticas con que se cuenta y que son muchas a nivel de la región, acotó.

Juan Isuiza, uno de los emprendedores de Tingana relató al gobernador Víctor Noriega y funcionarios de la Dirección de Comercio Exterior y Turismo –Dircetur-, que el nombre del lugar se debe a que en esta área abundan plantas y arbustos conocidos como “Choloques”, cuyo fruto es pequeño de color negro, no comestible, de forma redonda y de consistencia muy dura, utilizada antiguamente por los niños para jugar como boliches, de allí proviene la palabra “tingar” las bolitas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí