El cuerpo en descomposición de un hombre que logró ser identificado como Víctor Loja Marín, de 23 años de edad, fue encontrado la mañana de ayer en el río Itaya, en la zona baja del distrito de Belén. El fallecido llevaba varios días de haber desaparecido.

Según los familiares que llegaron al lugar y pudieron reconocer el cadáver en medio de una desgarradora escena de dolor, Víctor Loja desapareció el día sábado, luego de haber caído al río Itaya cuando salía ebrio de un bar flotante a la altura del caserío San Andrés, hundiéndose ante la atónita mirada de algunos presentes que se lanzaron al agua para ayudarlo, pero no lograron alcanzarlo.

El joven fallecido era un humilde padre de familia que trabajaba todos los días para poder mantener su hogar con sus dos hijos, uno de seis y otro de un año de edad, pero lamentablemente la tragedia se interpuso ante esta familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *