“Creo que más bien se ve como algo positivo (en el mundo). Para nosotros, es obviamente una decepción que todo presidente elegido después de los 80, esté comprometido de alguna forma.

Es una vergüenza para nosotros, pero no creo que esté afectando a la inversión”, comentó. Evitó referirse a casos puntuales y esperó que los juicios sirvan para acabar con la corrupción.

“Desde que tenemos cifras, nunca hemos tenido un periodo tan largo de crecimiento. Este año, vamos a crecer cerca de 4%. Junto con Bolivia y Paraguay, seríamos los tres países que más crecemos”, indicó.