Marido no pudo contener la ira de sus celos y terminó apuñalando salvajemente a su esposa para luego suicidarse. En el centro poblado Gran, a 40 km de la ciudad de Yurimaguas, se registró un asesinato dentro de un seno familiar. William Shupingahua Guerra de 42 años de edad, apuñaló con un cuchillo de cocina de 40 centímetros, a su conviviente Agar Asipali López de 34 años, logrando dar cortes certeros en contra de órganos vitales de la fémina, que le condujo inmediatamente a la muerte.

Tras los gritos y alertas de los niños que escandalizados presenciaban el crimen, los vecinos lograron intervenir el hecho de sangre; sin embargo, el asesino logró escapar. Durante horas de búsqueda policial se logró conocer que el asesino, luego de conocer que mató a su conviviente, optó por suicidarse cortándose la yugular con el mismo cuchillo que mató a su esposa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *