Una investigación de la Contraloría General de la República, ha puesto al descubierto graves irregularidades que se venían cometiendo en el Hospital de Contingencia de Rioja. Se ha detectado, entre otras cosas, que el director de dicho nosocomio, había requerido la contratación de su propia empresa para que sea él mismo quien brinde servicios tercerizados como cirujano,en el mencionado nosocomio.

Así lo revela una acción de control de la Contraloría, donde se ha puesto en evidencia, cómo el director del Hospital de Rioja, Dr. Carlos Erwin Chávez Vásquez, contrató a la empresa Clínica Belén Rioja EIRL, que según reportes de SUNARP y de la SUNAT,es de su propiedad.

Chávez Vásquez, venía gestionando el pago por la suma de 6 mil soles, por concepto de contratación de servicios de un especialista (cirujano) prestado por la empresa Clínica Belén EIRL, de propiedad del mismo director, quien además debía firmar la respectiva conformidad del servicio.

En pocas palabras, el director contrataba a su propia empresa, para que luego sea él mismo quien firmara la conformidad del servicio, para que pudiera cobrar la suma de 6 mil soles,aparte de la remuneración que recibe como médico nombrado en este nosocomio.

La contratación de la empresa Clínica Belén, se hizo en la gestión del exdirector de la Oficina de Operaciones de Salud Alto Mayo Unidad Ejecutora N° 401, Víctor Marina, quien había autorizado a que se suscriba dicho contrato, solicitado por el director del hospital de Rioja, y que contó además con el aval de los funcionarios del propio hospital y de la Red de Salud Rioja.

La Contraloría ya advirtió los riesgos que existen en este caso, y ha ordenado a la Oficina de Control Interno de la Dirección Regional de Salud, que se tomen las medidas correctivas que el mencionado caso amerita.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí