El organismo mundial que certifica el aceite de palma como “sostenible” fue notificado por dicha comunidad ubicada a orillas del río Aguaytía, de que sus tierras, vidas y medios de vida siguen amenazados. Santa Clara de Uchunya espera obtener una reparación de estas dos empresas que se están beneficiando de la destrucción de sus bosques tradicionales y su conversión en plantaciones de palma aceitera.

Cabe destacar que Alicorp es la empresa de alimentos más grande del Perú. Opera en media docena de países latinoamericanos y realiza exportaciones a más de 23 en todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *