El conocido economista y activista social señaló que la primera denuncia de las ingresadas al municipio moralino busca de una manera llamar la atención de las autoridades, toda vez que no estarían haciendo su trabajo, pese a estar señalado en la referida ordenanza.

En cuanto a los ruidos molestos que ocasiona la discoteca Gato Tuerto, señaló que esta no cuenta con barreras acústicas, y en caso de no exigirle la colocación de las mismas, procederán a denunciar a la autoridad edil por omisión de funciones.

Ajalcriña Flores señaló que si bien ya hay una investigación de oficio por parte del Ministerio Público en el tema de los paneles publicitarios, es deber de la ciudadanía exigir que sus autoridades cumplan con sus funciones, puesto que ya es común ver que muchas fiscalías especializadas no le dan la debida importancia a este tipo de denuncias, por lo que muchas de ellas terminan archivadas.

Finalmente, dijo que tras el ingreso de estas dos denuncias, esperarán un plazo de 30 días calendario, y en caso no haya acciones concretas por parte del alcalde y los regidores, procederán a denunciarlos antes las instancias pertinentes.