Las federaciones indígenas de las cuencas del Pastaza, Corrientes, Tigre y Marañón, pertenecientes a la plataforma PUINAMUDT, piden que la ministra de Salud,Zulema Tomás,cumpla con sus compromisos y garantice la atención oportuna,efectiva e integral a la población afectada y expuesta a metales pesados por contaminación petrolera en zonas de la Amazonía norperuana.

El primer compromiso pendiente del sector es la emisión de una resolución ministerial que permita formar el equipo de trabajo para la elaboración del Plan Especial de Salud para la atención de personas expuestas y afectadas de manera crónica a metales pesados e hidrocarburos.

Esto debía realizarse a más tardar la quincena de setiembre; sin embargo, hasta la fecha no se ha cumplido ni hay respuesta alguna sobre su avance. A pesar de que un estudio toxicológico que el CENSOPAS realizó a comunidades de Cuatro Cuencas corroboró que tienen altos porcentajes de metales pesados en sus cuerpos,el MINSA no ha tomado acciones concretas y oportunas para atender las afectaciones de estas personas.

Además, a tres meses de que la ministra Zulema Tomás entregó el informe final de este estudio, y de que se comprometiera a visitar las comunidades para entregar los resultados pendientes del segundo dosaje, los representantes de las federaciones de las cuatro cuencas señalan que,hasta el momento, no se ha coordinado dicha visita. Esto ha generado incertidumbre en la población respecto a su situación de exposición a sustancias tóxicas, por lo que esperan una pronta respuesta del sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *