Agricultores arroceros de la provincia de Picota tomaron la decisión de optar por el cultivo del ají de las variedades Cayena y Habanero y el limón Tahití, ya que estos cultivos son mucho más rentables y sobre todo se garantiza un mercado seguro,mediante el modelo de Alianza Público–Privada que promueve el Gobierno Regional de San Martín a través de la Oficina de Promoción de la Inversión Privada Sostenible – OPIPS.

El Gobernador Regional de San Martín, Víctor Noriega Reátegui,acompañado de su equipo técnico visitó ayer las plantaciones de ají de las variedades Cayena y Habanero, que se cultiva en los terrenos de propiedad del agricultor,Rolando García Navarro,quien antes se dedicada al cultivo del arroz en el sector San Antonio – Nueva Unión, distrito de Caspizapa-provincia de Picota.

Asimismo el gobernador constató la producción del limón Tahití que se cultiva en la zona de Paujilzapa,donde las plantaciones ya llevan más de 3 años y se vienen realizando cosechas permanentes.