Ante esa situación, informó ante la oficina de control institucional (OCI) para la investigación preliminar, así como también solicitó a la dirección de Salud para que le envíen a un especialista en control de calidad e inocuidad para iniciar las medidas correctivas.

Romero dio cuenta que no hubo una constancia en la entrega y protección de los productos por parte de la gestión saliente. Así como en relación a un proceso de fumigación y desratización para conservar los productos de los programas sociales.