El consumo de carne de pollo, contaminada con la bacteria Escherichia Coli, puede originar en el ser humano una infección urinaria de acuerdo a una investigación de la Sociedad Norteamericana de Microbiología.

Para llegar a esa conclusión, los científicos tomaron muestras de pedazos de carne de pollo, de cerdo y de pavo que se venden en la localidad de Flagstaff, en Estados Unidos, y las sometieron a un examen exhaustivo que logró identificar la “huella digital” de la bacteria.

Así comentó el médico peruano, Elmer Huerta, quien también señaló que para este estudio, estudiaron -en paralelo- los casos por infección urinaria que se presentaron en el hospital local.

“Lo que vieron es que el 13% de infecciones urinarias de la comunidad fueron causadas por las mismas bacterias que ellos habían descubierto en la carne de pollo”, sostuvo Huerta en comunicación con RPP.

La investigación descubrió, además, que la bacteria Escherichia Coli desarrolló un mecanismo genético para adaptarse al intestino del pollo. “Cuando la persona consume este tipo de carne contaminada, la bacteria se traslada al intestino humano y puede originar una infección urinaria”, continuó el especialista.

Ante el peligro que significa el consumo de carne de pollo contaminada para la población, Elmer Huerta aconsejó a las familias lavar y cocer bien el pollo, en especial si se lo prepara al horno o a la brasa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí